Evolución del sector 3PL y sus retos a futuro

El futuro de los servicios tercerizados plantea retos y tendencias relacionados con los continuos cambios de los mercados y con la importancia que se le da cada vez más al servicio al cliente. Ambos factores influyen en la competitividad de las empresas.

El futuro de los servicios tercerizados plantea retos y tendencias relacionados con los continuos cambios de los mercados y con la importancia que se le da cada vez más al servicio al cliente. Ambos factores influyen en la competitividad de las empresas.

Lo que empezó como una actividad necesaria para hacer posible el intercambio de mercancía en la época de la globalización de mercados se ha convertido ahora en un aspecto estratégico que involucra a toda cadena de suministro: la contratación de servicios de logística 3PL.

Desde entonces, gracias a la experiencia adquirida en el mundo de la logística y a las tecnologías que agilizan y automatizan su gestión, los proveedores terciarios se han vuelto indispensables para empresas de todos tipos y tamaños que buscan ampliar sus mercados para impulsar su rentabilidad.

Sin embargo, los retos de las 3PL aumentan al mismo tiempo que la demanda de sus servicios de transporte, almacenamiento y distribución.

Transformación de la industria de operadores 3PL

No basta con reducir costos en instalaciones, distribución y operaciones para las empresas que quieren incursionar en nuevos mercados. Los proveedores 3PL deben ir más allá con su oferta, proporcionando valor agregado a sus clientes.

Las empresas 3PL deben aportar a las empresas sus conocimientos, habilidades y experiencias para lograr la máxima satisfacción del cliente final, que se ha destacado como el elemento diferenciador en los mercados con mayor competencia.

Por ello, la colaboración entre los fabricantes y los proveedores logísticos en la gestión de la cadena de suministro se ha vuelto un factor importante para impulsar la competitividad de las empresas.

El servicio que ofrecen no se detiene en las operaciones físicas de traslado y manejo de inventarios, también incluye asesoramiento y propuestas innovadoras para mejorar la atención a los consumidores, dondequiera que estén.

Esto ha dado pie, más que a contratos de prestación de servicios, a alianzas estratégicas donde el proveedor de logística es un socio que contribuye creando valor para la empresa.

Además, las asociaciones no se han dado solo entre proveedores 3PL y sus clientes, sino también entre las empresas de logística que se especializan en el mismo sector.

Es por ello que se ha visto una consolidación de la logística tercerizada con un menor número de compañías 3PL, más grandes y diversificadas.

Asimismo, cada vez más se incorporan servicios especializados, gracias a la adopción de tecnologías que aportan eficiencia, visibilidad y agilidad en el manejo de mercaderías para sus clientes.

Retos a superar

El principal reto es la competencia por el mejor talento en el sector, pues ahora las empresas logísticas se disputan a los empleados con mayores conocimientos y experiencia en la gestión de cadenas de suministro para ofrecer a sus clientes soluciones innovadoras y oportunas.

Otro desafío es la creciente rigurosidad de las regulaciones nacionales en torno a los servicios de transporte de carga y a los trámites aduaneros, lo cual requiere no solo de precisión en el manejo de información especializada sino también de conocimientos legales, manejo de varios idiomas y habilidades de negociación.

Y, finalmente, las políticas ambientales sobre la disposición de materiales peligrosos de desecho plantean la necesidad de mejorar los servicios de logística inversa para recolectar productos obsoletos y manejarlos adecuadamente.

Al crear redes de transporte y distribución eficientes en costos e incorporar lo último en tecnología, las empresas logísticas ofrecen un servicio invaluable a sus clientes que seguramente se especializará en el futuro.