Por qué subcontratar una empresa de logística y cómo evaluar su eficacia

De los servicios de logística que intervienen en la cadena de suministros, el de distribución es uno de los más subcontratados por las empresas. Este dato lo señala la Dirección General de Transporte por Carretera del Ministerio de Fomento de España, reportando 71% en la subcontratación de servicios de reparto, seguido por el transporte de corta distancia de menos de 150 km, con 16%.

De los servicios de logística que intervienen en la cadena de suministros, el de distribución es uno de los más subcontratados por las empresas.

Este dato lo señala la Dirección General de Transporte por Carretera del Ministerio de Fomento de España, reportando 71% en la subcontratación de servicios de reparto, seguido por el transporte de corta distancia de menos de 150 km, con 16%.

Un comportamiento similar se presenta en economías emergentes como la nuestra, resultado de empresas extranjeras que han instalado en nuestro territorio fábricas de producción que requieren enviar productos o partes terminadas a sus países de origen y que involucran trámites aduanales, o bien, de empresas nacionales con centros de distribución en diferentes estados.

Este cambio en el panorama de la economía y el comercio nacional, que incluye factores como la volatilidad del tipo de cambio en los mercados, la intervención de nuevas tecnologías de comunicación y las mejoras en los medios de transporte, ha marcado una tendencia en las empresas hacia la subcontratación de procesos que representan para ellas actividades poco eficaces y que aportan baja diferenciación.

Delegar estos procesos les permite concentrar sus esfuerzos en su misión y core de negocios para lograr mejores resultados, escuchar y satisfacer a sus clientes, y aumentar su competitividad en su industria mediante la reducción de costos, una responsabilidad prioritaria para un director de compras en cualquier empresa.

Ventajas de la subcontratación

Por esta razón, las empresas que buscan crecer y ampliar sus mercados establecen alianzas con proveedores de servicios logísticos que les aportan grandes ventajas, entre ellas:

• Evitar la descapitalización que representaría establecer nuevas instalaciones de almacenamiento y distribución en nuevos mercados.


• Reducir los riesgos al contar con un proveedor experimentado en trámites burocráticos y arancelarios.


• Minimizar los costos de transporte, almacenamiento y distribución al convertir los gastos fijos en variables y aprovechar la economía a escala del proveedor.

• Mejorar la calidad del servicio al cliente gracias a la optimización de los tiempos de entrega.


• Aumentar la productividad mediante la agilización de los procesos de almacenamiento y distribución.


• Concentrar sus esfuerzos en las metas estratégicas del negocio sin los distractores que representarían las operaciones fuera de su actividad productiva principal.


• Acceder a lo último en la tecnología aplicada a la logística que permite un mejor seguimiento de los envíos y una operación continua en la cadena de suministro.

• Aminorar el impacto ambiental de las operaciones logísticas gracias a la experiencia y las prácticas del proveedor del servicio en el tema.

Cómo seleccionar al mejor postor

Al conocer los beneficios que brindan los servicios de logística subcontratados, es casi natural que un director de compras, con el apoyo del área de producción, tome la decisión de avanzar en ese sentido, siguiendo este proceso:

1.  Analizan cuáles son las necesidades reales de la empresa, o bien, los resultados obtenidos y cómo se pueden mejorar en caso de contar con un área de distribución propia, para después elaborar una lista de objetivos que sirva como directriz en la búsqueda del proveedor. 


2. Detallan cuáles son sus requerimientos técnicos y operativos para solicitar cotizaciones de diferentes empresas logísticas que ofrezcan propuestas de solución.


3. Evalúan las ofertas hechas por los proveedores para determinar cuáles presentan mayores beneficios y menores costos.


4. Elaboran un contrato con el proveedor en el cual se especifiquen los servicios que ofrecerá, el esquema de tarifas para cada uno, la manera en la que se solucionarán los imprevistos y los indicadores clave de desempeño que servirán para medir y evaluar los resultados obtenidos.


5. Definen en conjunto la tecnología y el sistema de información que le permitirá a la empresa supervisar y dar seguimiento a las operaciones del proveedor.

Evaluación de la eficacia del servicio logístico

En términos generales, una empresa que busca producir bienes y servicios que satisfagan las necesidades y gustos de los clientes, a un precio competitivo y en un margen de tiempo razonable necesita contar con un aliado logístico que salvaguarde sus metas estratégicas y le apoye con la última fase de la cadena de suministro para ofrecer el mejor servicio.

Para evaluar si el proveedor elegido está cumpliendo con su parte, es necesario medir su nivel de eficacia.

Primero, es importante revisar si las soluciones propuestas responden a las necesidades de distribución y a los objetivos generales de la empresa. De manera concreta, la empresa necesita establecer si el proveedor está haciendo las cosas de manera correcta.

A grandes rasgos, este nivel de eficacia puede conocerse con base en el comportamiento del nivel del servicio del proveedor logístico al cliente y puede analizarse de distintos puntos de vista.

El nivel de servicio ofrecido por el proveedor (NSO) sobre la base de sus capacidades tecnológicas, económicas y de organización.

El nivel de servicio proporcionado (NSP), o lo que realmente el proveedor logístico ofrece a la empresa, en términos de actitud o comportamiento.

El nivel de servicio percibido, es decir, lo que la empresa aspira o desea recibir del proveedor de logística.

Después de determinar si los servicios ofrecidos se están ejecutando de acuerdo a los indicadores esperados, al servicio proporcionado y a una percepción óptima de los resultados, lo ideal es que haya una concordancia entre estos niveles de servicio para que la empresa evalúe como eficaz a un proveedor logístico.

En caso de encontrar una discrepancia importante en estos niveles, es momento de regresar a revisar nuevamente el contrato, sus condiciones, recursos establecidos y sus objetivos para emprender acciones correctivas en todo el sistema de gestión logística (empresa-proveedor).

Subcontratar los servicios logísticos debe ser una solución que permita a la empresa concentrarte en su actividad central, no un elemento que cause conflictos.

La reducción de costos y la optimización de la cadena de suministro son los objetivos evidentes. Por otro lado, mejorar el servicio al cliente e impulsar la competitividad de la empresa son menos obvios, pero igual de importantes.